Bajar potencia contratada

¿Necesitas optimizar tu potencia contratada? Llama a nuestro número gratuito de atención al cliente

La potencia contratada es el dato más importante cuando va a darse de alta la luz. Es importante saber cuánta potencia necesita un determinado domicilio para que cuando se enlace a la red eléctrica el cliente no tenga un gasto excesivo en su factura ni sufra cortes de luz.

¿Qué es la potencia eléctrica?

La definición de potencia eléctrica contratada es la relación de paso de energía de un flujo por unidad de tiempo”, esto quiere decir, la cantidad de energía intercambiada (tomada o recibida) con un elemento en un periodo de tiempo concreto.

La potencia eléctrica contratada determina el número de electrodomésticos que pueden estar conectados a la red eléctrica del domicilio al mismo tiempo. Cuanta menos potencia eléctrica más se ahorra en las facturas pero hay que tener contratada siempre la potencia eléctrica adecuada porque decidir contratar menos de lo necesario puede resultar en cortes de luz e incomodidad para el consumidor.

La potencia eléctrica no depende del contrato que el cliente adquiera con una comercializadora en el momento en el que elige su tarifa de luz, sino que es algo que se gestiona previamente y que depende de la distribuidora eléctrica. Una distribuidora eléctrica, que no debe confundirse con una comercializadora (aunque determinadas empresas se ocupan de ambas funciones), tiene como objetivo la conexión entre un edificio, ya sea un domicilio particular, una obra pública o una empresa y la Red Eléctrica Española, cuando esta conexión se hace efectiva se hace con una potencia determinada.

Es imprescindible que se haga esta conexión antes de contratar una tarifa de luz con una comercializadora, ya que para ello se debe conocer, entre otras cosas, la potencia del domicilio que va a contratar la luz pero debe hacerse después de haber comprobado que la instalación eléctrica del edificio en cuestión se encuentra en perfecto estado y está preparada para ser enganchada a la red eléctrica de forma segura, este comprobación debe hacerla un electricista especializado ya que la seguridad de los ocupantes del domicilio es lo primordial.

¿Cuando se decide qué potencia necesita un domicilio?

Cómo se ha indicado en el apartado anterior, se debe contratar la potencia después de haber comprobado que la instalación eléctrica está preparada para ello pero siempre antes de contratar una tarifa de luz. Hay una serie de procesos distintos que pueden hacerse para conocer la potencia que debe contratarse, pero esto quedará con mucho más detalle en el apartado que sigue a continuación.

En todo caso la decisión sobre qué potencia contratar no es el resultado de una preferencia de los clientes que vayan a contratarla sino que depende de una serie de factores, como el número de electrodomésticos conectados en el domicilio, la cantidad de metros cuadrados que deben ser iluminados y, por supuesto, el número de personas que van a vivir en la casa.

El precio que el consumidor debe pagar por dar de alta la luz es más caro cuanta más potencia se necesite conectar. Esto quiere decir que un domicilio con menos necesidad de potencia pagará un importe significativamente menor en el momento de conectarlo a la red eléctrica por primera vez, que un domicilio que tenga una mayor demanda energética. Además, la tarifa que se contrate posteriormente a dar de alta la luz será más cara o más barata también dependiendo de la potencia eléctrica del que este disponga.

A continuación se indicará el coste de dar de alta la luz dependiendo de la potencia que necesite contratarse:

PotenciaCon IVA
Sin IVA
3,45 kW165,68 €136,93 €
4,6 kW217,27 €179,56 €
5,75 kW268,85 €222,19 €
6,9 kW320,43 €264,82 €
8,05 kW372,02 €307,45 €
9,2 kW423,60 €350,08 €

última actualización 6 febrero 2019

¿Cómo se conoce la potencia eléctrica que se debe contratar?

Conviene saber

Conocer la potencia eléctrica que se debe contratar debe ser la prioridad total del consumidor. Puesto que, como se ha indicado anteriormente el precio para conectar el domicilio a la red eléctrica es más alto cuanta más potencia va a contratarse, es por esto que, pese a que posteriormente puede bajarse la potencia contratada si es necesario, esto no devolverá el coste de la conexión al consumidor.

Hay tres formas principales de saber cuál es la potencia que debe contratarse dos de ellas son más precisas que las otra pero estas dos primeras tienen un coste, mientras que la última es completamente gratuita. Las tres formas de conocer la potencia a contratar son las siguientes:

  1. Estudio de la distribuidora: La primera opción para conocer la potencia que se debe contratar, es a través de la distribuidora que conectará el domicilio. La distribuidora puede enviar un técnico al domicilio del cliente para hacer un estudio de la instalación eléctrica, del número de electrodomésticos que necesitarán alimentación y de la potencia general que necesitará el domicilio. Esta consulta tiene un pequeño coste para el cliente pero puede, potencialmente, ahorrar dinero a este en el futuro.
  2. Estudio a través de un eléctricista: La segunda opción es similar a la primera, salvo que en vez de realizar un estudio de la red eléctrica a través de un técnico de la distribuidora de la zona del cliente, se hace a través de un eléctricista. Un consumidor puede preferir esta opción a la primera en caso de que tenga un electricista de confianza, uno que conozca ya el domicilio o simplemente que pueda ofrecerle un precio mejor por hacer la visita y la consulta del circuito eléctrico.
  3. Calculadora de potencia online: La última opción es la preferida de los consumidores por una razón muy sencilla, es completamente gratuita. Muchas distribuidoras y algunas comercializadoras ofrecen en sus páginas web un calculadora de potencia, puede verse un ejemplo aquí. La calculadora, pese a que es gratuita, es menos precisa que las dos opciones anteriores y, aunque esto no ocurra a menudo, los consumidores pueden equivocarse al utilizarla o incluso intentar que salga una potencia inferior ‘para ahorrar’ provocando un resultado alejado de la realidad.

Si necesitas saber la potencia que necesita tu hogar. Llama a papernest y deja que nuestros expertos te expliquen como hacerlo.

Bajar la potencia eléctrica

Bajar potencia contratadaUna vez que en el domicilio se haya dado de alta la luz diferentes circunstancias pueden provocar que los habitantes de el mismo necesiten subir o bajar la potencia eléctrica. Esto puede hacerse contactando con la distribuidora pero esta solo tienen la obligación de cambiar la potencia del cliente, ya sea bajando la potencia o subiendo la misma, una vez al año. Por lo tanto es recomendable que el consumidor esté completamente seguro de que necesita el cambio.

La potencia puede tener que subirse por distintos motivos, pero aquí se indican algunos ejemplos: puede que se necesite aumentar la potencia contratada en caso de que se haya contratado una potencia demasiado baja cuando se dio de alta la luz, puede que los habitantes del domicilio decidan equipar el mismo con más electrodomésticos de los que tenían antes, es posible que sea un domicilio de alquiler y que los nuevos inquilinos tengan una necesidad energética mayor. Sea cual sea la razón del aumento de la potencia, esto repercutirá en un aumento de la factura de la luz.

Por otra parte, puede darse el caso contrario y el cliente quiera bajar la potencia contratada de luz que tiene actualmente. Igual que subir la potencia de la luz el proceso para bajar la potencia contratada ya sea en un piso de alquiler o en un domicilio, no cambia independientemente de la distribuidora con la que se realice el proceso. Es decir, independientemente de que el cliente decida bajar la potencia contratada con Endesa, bajar la potencia contratada de luz con Naturgy (ex-Gas Natural Fenosa), bajar la potencia contratada Viesgo, bajar la potencia contratada de luz de Iberdrola o bajar la potencia contratada con EDP el proceso se mantiene igual.

Para subir o bajar la potencia contratada solo hace falta ponerse en contacto con la distribuidora que corresponda por zona al cliente. La mejor forma de hacer esto es a través del teléfono de la comercializadora. Se indican los teléfonos a continuación.

¿Por qué disminuir la potencia?

Puede que los consumidores se pregunten cuales son las razones por las que conviene bajar la potencia eléctrica contratada. Hay muchas razones para hacerlo pero, se haga por la razón que se haga lo único que es seguro es que si el cliente baja la potencia de la luz, este ahorrará en el coste de sus facturas, ya sea de forma significativa o solo un poco dependiendo de como de intensa sea esta bajada.

En la siguiente lista se pueden encontrar razones comunes para querer bajar la potencia eléctrica que se tiene contratada:

  • Exceso de potencia: el cliente contrató más potencia de la que necesitaba cuando dió de alta la luz y después de darse cuenta de su error puede decidir corregirlo bajando la potencia a través de la distribuidora.
  • Cambio de inquilinos o propietarios: si una cada recibe nuevos ocupantes, estos pueden tener una necesidad menor de potencia que los anteriores inquilinos o propietarios, dependiendo de que el cambio se haya dado por un alquiler o por una compraventa. Por lo tanto los nuevos habitantes del domicilio pueden querer bajar la potencia contratada.
  • Cambio de necesidades: Es posible que el hogar del cliente que dió de alta la luz tenía necesidad de una potencia alta cuando se contrató la electricidad pero por distintos motivos (cambio en el número o tipo de electrodomésticos, cambio en el número de personas que viven en el domicilio…) ahora necesiten menos potencia, esta es por lo tanto otro motivo para querer bajar la potencia de luz contratada.

¿Cómo bajar la potencia eléctrica?

Como se ha indicado anteriormente para bajar la potencia eléctrica hace falta ponerse en contacto con la distribuidora de la zona, la distribuidora, no la comercializadora. La segunda se encarga de la tarifa de luz que se paga pero la primera es la que gestiona la potencia eléctrica. Como se dijo la mejor opción para contactar la distribuidora es el teléfono, estos están en una tabla más arriba. Este contacto también puede darse a través de un correo electrónico o a través de la página web pero el teléfono resulta más rápido y sencillo.

Recuerda

Piensa bien si necesitas un cambio en la potencia en tu hogar antes de realizarlo porque solo puedes hacerlo una vez cada año. lo que significa que si te equivocas pasarás un año de cortes de luz o pagando demasiado.

FAQ

¿Cuál es la compañía eléctrica más barata?

Bajar potencia contratadaNo hay tal cosa como ‘la compañía eléctrica más barata’. Después de la apertura del mercado energético la oferta de comercializadoras eléctricas en España se expandió, lo que significa que hay una enorme cantidad de ofertas posibles para los consumidores. Estos deben escoger la comercializadora que ofrezca la tarifa que más convenga a sus necesidades concretas, puesto que no hay una tarifa universalmente perfecta para todos los clientes.

Es importante, por lo tanto, que el consumidor sepa con seguridad que tipo de tarifa necesita, es decir, que necesidades eléctricas tiene su hogar y su familia para que pueda encontrar entre las tarifas apropiadas para estas necesidades, las más baratas.

¿Cómo conocer las mejores tarifas de luz y gas?

Aunque no puede conocerse la compañía eléctrica más barata si puede conocerse las tarifas más baratas esto puede hacerse a través de  comparadores de energía, es decir, comparadores de gas y comparadores de luz. En estos comparadores, que se encuentran online, el cliente puede introducir el tipo de necesidades que tiene y el tipo de tarifas que busca para que el comparador le proporcione información sobre las tarifas más baratas que encajen con sus necesidades. Además el comparador tiene otra gran ventaja, esta es, poder comprarar las tarifas de varias comercializadoras al mismo tiempo sin tener que pasar por la página web de cada una de ellas lo cual supone un gran ahorro de tiempo.

¿Cuál es el precio de la luz y el gas natural?

El precio del gas natural y el prcio de la luz cambia dependiendo de que el cliente utilice una comercializadora en el mercado regulado o una en el mercado libre. En el mercado regulado el precio del kWh cambia según la ley de la oferta y la demanda  y por lo tanto es diferente cada hora y cada día. En cambio si el cliente está en el mercado libre el precio que paga por el gas natural y por la luz es el precio pactado entre la comercializadora y el cliente, por lo tanto depende de la tarifa que se haya contratado con la misma.

¿Qué diferencia supone la potencia monofásica o trifásica?

Que el domicilio tenga una potencia monofásica o trifásica no cambia mucho la cantidad de potencia que se necesita en un hogar. La diferencia más significativa es que en instalaciones trifásicas (que se encuentran más habitualmente en grandes edificios o en domicilios antiguos) exige una potencia mínima de 15 kW.  Bajar la potencia contratada ya sea trifásica o monofásica igual que subirla no se hará con un proceso diferente cada vez. Sea cual sea el tipo de instalación la bajada y la subida de potencia son iguales.

Llama a papernest y ¡despreocupate! Nuestros expertos se ocupan del translado o la resiliación de los contratos por ti en caso de mudanza.

91 123 61 03

Llamada gratuita - De lunes a sábado: 8:00 - 21:00

Información

article

Article écrit par:

calendar 1 marzo 2019

( update )